2017 ene /11

Recomendaciones para consumir menos gasolina

Recomendaciones-para-consumir-menos-gasolina.jpg

Con el aumento constante de los precios del combustible en el panorama colombiano, las empresas deben cuidar el dinero que gastan en este activo. De hecho, éste representa el mayor costo empresarial después de la mano de obra para las compañías de logística y transporte.  

Por eso, la única alternativa que le queda a las flotas, es dedicarse a optimizar la eficiencia del combustible, ahorrando dinero a largo plazo, educando a los conductores y adecuando el esquema de mantenimiento para que todo el cuerpo automotor esté en sus mejores condiciones.

Tips, sugerencias y técnicas de ahorro, para que no tengas que volver a pagar una tanqueada extra la próxima vez que suministres combustible a tu vehículo, existen millones. Pero en esta ocasión, te entregaremos un listado de 7 aspectos básicos que basados en las características de los vehículos, comportamiento de los conductores y realidades laborales, te permitirán disminuir el constante desembolso y reembolso de dinero hacia tu equipo para compra de combustible.

1. Capacita y educa a los conductores

Con una formación adecuada, tus colaboradores pueden adquirir el hábito de la eco-conducción, eliminando de raíz las malas costumbres de acelerar de forma desmedida, exceder la velocidad y mantener el motor encendido incluso cuando el vehículo está detenido.

Por ejemplo, dedicarse a instruir y capacitar en la importancia del desperdicio, hará que el simple hecho de enseñarles que presionar suavemente el pedal del acelerador cuando se ponga en marcha el vehículo y mientras está en modo conducción, permitirán que se reduzca hasta 4 veces el consumo de gasolina.

Gaso-Pass-Gasolina.png

2. Planifica las rutas

Hoy en día, poder escoger cuál es la mejor ruta para evitar el desgaste operativo y optimizar el desplazamiento de los vehículos es un proceso mucho más fácil. Los sistemas GPS, sensores y servicios como Waze ayudan a trazar, a través de un mismo trayecto, el camino para realizar varios viajes a diferentes destinos haciendo que las millas que se conducen por vehículo se reduzcan sustancialmente, disminuyendo las distancias recorridas, el tráfico, posibles desvíos y los tiempos de recibido – entrega.  

planifique-sus-rutas.jpg

 

3. Revisa el surtidor de combustible

Siempre que estés en la estación de servicio, cerciórate que al momento de distribuir al carro de combustible, la máquina se encuentre en ceros antes de iniciar la carga. No solo hará que no puedan cobrarte de más, sino que evitará posibles malentendidos y fraude.

Además, procura mantener el tanque lleno, ya que mientras menos aire haya en el tanque, se evita la evaporación y la posible pérdida de combustible.

4. Haz mantenimiento

El cuidado de tu flota no es solo un trabajo de prevención, sino una cuestión necesaria para que tu empresa no sufra de fugas económicas, posibles accidentes y un deterioro temprano de la maquinaria que se tenga.

Si el fabricante ha definido unos periodos de tiempo específicos en los cuales se debe hacer mantenimiento a los vehículos, básate en estas fechas para hacer la revisión tecno mecánica, el chequeo del motor, cambiar el filtro del aceite, entre otras posibles fallas que pueden estar padeciendo tus carros.
Recuerda que si un motor está en buen estado, puede ahorrar hasta un kilómetro por galón de gasolina y de paso está reduciendo las emisiones de gases que contaminan.

5. En qué estado están los neumáticos

Revisa periódicamente que las llantas de tu vehículo tengan la presión correcta. Si se encuentran por debajo de su presión normal, se aumenta la resistencia a rodar y el motor debe realizar un mayor esfuerzo, aumentando el consumo. El hecho que los neumáticos estén bien inflados hará que se mantenga la presión adecuada y se reduzca el consumo de combustible, además de asegurar un viaje más seguro.

No está de más que en tu caja de herramientas, tengas al alcance un calibrador que te permita mantener las ruedas en perfecto estado.

en-qué-estado-están-las-llantas.jpg

6. Vigila la velocidad

Por ahí dicen que todo extremo es malo, ni acelerar hasta el fondo es bueno, ni conducir a bajas velocidades es favorable, ambas velocidades se convierten en igual de contraproducentes. Conducir de una manera controlada, con una aceleración y desaceleración suave, puede mejorar la economía del combustible al igual que conducir cuando el vehículo ha calentado.

Para empezar, acelerar demasiado hará que se consuma hasta cuatro veces más de gasolina, incrementando las posibilidades de choques o impactos.

velocidad.jpg

 

7. Ojo con el peso

No lleves peso innecesario en el vehículo. 50 kilos extra pueden aumentar el consumo de combustible hasta en un 30%, así que revisa su capacidad de carga y saca de allí lo que no vayas a requerir en tu tránsito diario.

Esperamos que estos consejos contribuyan a rentabilizar y optimizar tu servicio como empresa. Si quieres conocer más ideas para controlar los gastos de tu flota, suscríbete a nuestros blog.

1 Comentario: