2016 nov /9

¿Qué tan buen negocio es tener una empresa de transporte?

qué-tan-buen-negocio-es-tener-una-empresa-de-transporte.png

Iniciar una empresa de transporte no se trata de un solo esfuerzo, depende de qué tipo de vehículos se quieren tener dentro de la flota, la cantidad de carros se van a conseguir, cuántos conductores, empleados administrativos, operativos y de mantenimiento hay que contratar, qué tanto capital inicial se tiene y cómo es el tiempo, empeño y dedicación para afrontar los problemas que se presenten y la altísima competencia dentro del mercado.

Básicamente, empezar de ceros una flota está más allá de saber cómo conducir correctamente un vehículo, conocer de técnicas eficientes para ahorrar gasolina o tener a la mano herramientas tecnológicas que permitan escoger las mejores rutas de entrega – recogida de mercancías. Se trata del cumplimiento paso a paso de ciertos factores que llevan a tener una empresa de transporte lo suficientemente rentable.

 
¿Qué debes hacer para ser administrador de un exitoso negocio de transporte?

Paso 1: Define qué carros va a comprar:

Después de hacer un estudio de mercado y darte cuenta incluso, con ayuda de un profesional, qué tipo de flota resulta más rentable para ti, como buen administrador deberás definir si te enfocas en pequeñas, medianas o grande flotas, además del tipo de negocio al que te dediques: comercio, sector público, privado o de pasajeros.

De hecho, está en tus manos concluir si arriendas la flota, la pones a funcionar bajo tu mando o creas alianzas estratégicas con otras compañías del sector.

Ojo: ten en cuenta que sin importar qué decidas, de este paso dependerá completamente los ingresos, fallas o éxitos de tu empresa.

Paso 2: Qué tipo de clientes vas a tener:

Dependiendo del enfoque de tu negocio, tendrás que decidir si debes acercarte a las terminales, colegios, centros empresariales, compañías de alimentos o al gobierno, para ofrecer tus servicios

Lleva un listado de tus propios clientes e intenta crear redes entre otros sectores de transporte en los que se beneficien mutuamente.

Por ejemplo, podrás crear conexiones con otras empresas o negocios que te recomienden, creando poco a poco una base de clientes potenciales o fieles, mientras distribuyes equitativamente las ganancias de las mercancías entre tus aliados y tu. 

Paso 3: Organización empresarial ¿Cómo son los gastos?:

Basándote en el dinero que se debe invertir en el mantenimiento, reparación de la flota, neumáticos, pago de gasolina, salarios de los conductores y gastos extra como (seguros, revisión tecno-mecánica), podrás saber cómo distribuir inteligentemente el dinero.

En el caso puntual de la entrega de mercancías, podrás organizar un plan de ruta en el que un mismo carro pueda hacer diferentes viajes bajo un mismo trayecto, sin que tenga que desperdiciar gasolina, tiempo y esfuerzos recorriendo distancias largas que lleven a no cumplir con los horarios y tiempos de cumplimiento ante el cliente.

Tip: a medida que tu empresa vaya creciendo, podrás entregar beneficios a los transportadores que demuestren cómo, con sus técnicas de conducción y forma de trabajo, llevan a disminuir considerablemente el desembolso de dinero. Para esto podrás hacer comparativos y evaluar, según la implementación de técnicas o pruebas que realice, qué ha funcionado y qué no.

Paso 4: Olvídate del flujo de dinero constante:

La mayoría de flotas (sino casi el 100%) presenta problemas con el reembolso y desembolso de dinero.

Muchos de los transportadores no ofrecen pagos rápidos, de hecho costean sus cuentas en porcentajes, cuotas o a través de alianzas que no generan un capital inmediato. Incluso, lo que ocurre muchas veces es que se puede entregar una carga hoy y esta terminará siendo pagada en un par de meses.

Además, los costos de las reparaciones, gasolina y gastos sorpresa, se convierten en un tema del día a día que genera egresos extras que impactan las finanzas de la empresa de transporte.

 
¡Es hora de empezar!

Recuerda que posicionarse como una empresa logística que sea visible, veloz, constante y confiable está al alcance de la obtención de las maquinarias necesarias, personal capacitados, mejoras e ideas de optimización que hagan resaltar la flota frente a la competencia, así como de una correcta distribución en los costos de transporte asociados.

¡No será un trabajo que genere resultados positivos a corto plazo, será una labor constante de prueba y error que te permitirá aprender y mejorar como flota de transporte!

0 Comentarios: