2018 nov /29

La importancia de las pausas activas ¿por qué tus colaboradores las necesitan?

pausas activas

Según la Organización Mundial de la Saludal menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud”; a lo anterior se le conoce como sedentarismo, y no solo priva a las personas de favorecerse del ejercicio, también puede afectar su salud física y mental. Por desgracia, los espacios de oficina con largas jornadas frente a un computador son un terreno donde el sedentarismo y la inactividad están al orden del día ¿cómo puedes enfrentar este problema? Las pausas activas son una solución rápida y sencilla.

Como lo define la clínica San Pablo, las pausas activas son breves periodos de tiempo durante la jornada laboral donde los colaboradores, a través de diferentes ejercicios, pueden reducir la fatiga muscular y prevenir problemas osteomusculares (en los huesos, articulaciones y músculos). Como lo afirma la definición, las pausas activas no deben tomarse como periodos muertos de tiempo, en cambio son espacios de actividad física donde el trabajador está evitando problemas de salud que pueden afectar su productividad.

¿Qué beneficios traen las pausas activas a quien las realiza?

  • Disminuye el estrés

  • Reduce la tensión muscular.

  • Previene los espasmos musculares y las lesiones que pueden generar.

  • Ayuda a la concentración.

  • Estimula la circulación.

  • Ayuda a recuperar la energía.

  • Relaja a las personas.

  • Promueve el autocuidado.

El riesgo del sedentarismo

La revista especializada en salud ocupacional, HSEC, afirma que la falta de pausas activas durante la jornada laboral es un factor que alimenta el sedentarismo y, por lo tanto, ayuda a aumentar la posibilidad de sufrir distintos tipos de enfermedades.

Las rutinas de oficinas estás llenas de factores de riesgo:

  • Las malas posturas (que pueden acentuarse cuando hay pereza o estrés).

  • Los movimientos repetitivos.

  • Varias horas sentado.

  • Varias horas de pie.

  • Exceso de sobrecarga articular (esto se debe a posiciones incomoda o los mencionados movimientos repetitivos).

  • Exposición a factores adversos como vibraciones, bajas temperaturas, baja iluminación (o intensa), etc.

Las mencionadas condiciones de trabajo aumenta la probabilidad de desarrollar lesiones en el puesto de trabajo, algo que afecta directamente la productividad de las personas. Piensalo de esta forma ¿es mejor que tu colaborador use 5 o 10 minutos en una pausa activa o prefieres que un dolor lumbar o una tendinitis afecte su trabajo todo el día?

Las dos lesiones son solo algunas de las cuales pueden afectar a un trabajador por su rutina:

  • Dorsalgia: dolores en la zona de la columna vertebral que coincide anatómicamente con las costillas.

  • Cervicalgia: dolor de cuello.

  • Síndrome del túnel carpiano: presión excesiva en la muñeca que afecta el movimiento de la mano.

  • Epicondilitis: dolor en el codo.

  • Dependiendo de las condiciones ambientales, se suman a la lista otro tipo de enfermedades oculares o auditivas.

Mayores factores de riesgo

La continua inactividad física no es el único riesgo para la salud; como lo mencionamos anteriormente, factores como el movimiento repetitivo pueden empeorar los efectos negativos del sedentarismo.

Como lo recuerda la mencionada publicación de salud ocupacional, hay dos factores de riesgo que se pueden presentar fácilmente en una oficina:

  1. Mala postura: estar sentado de forma incómoda por horas genera dolores de cuello, fatiga muscular, dolor de espalda, contracturas musculares y estrés. Los efectos negativos pueden contrarrestarse (en parte) con pausas activas para activar las articulaciones.

  2. Sobrecarga en el sistema muscular: quienes trabajan movilizandose constantemente en bodegas o archivos, pueden presentar molestias por fatiga muscular, dolor lumbar, hernias y mucho más.

Como puedes notarlo, el objetivo de las pausas activas no es únicamente poner en movimiento al colaborador, también se trata de diversificar los movimientos monótonos que realice por sus labores.

Los riesgos para la salud son muchos pero el tiempo que puedes gastar en pausas activas es poco, así que implementa esos espacios para complementar tus estrategias de calidad de vida laboral en el trabajo.

0 Comentarios: