2018 oct /18

Ideas practicas para entregar reconocimientos laborales a tus empleados

reconocimientos laborales

Tus empleados siempre necesitarán ser reconocidos por su trabajo, aun cuando la lógica dicta que ya están siendo recompensados con su sueldo. Por ello es primordial entender que para entregar reconocimientos correctamente se necesita de mucho más que un premio. A continuación te presentaremos las claves de comunicación que necesitas para sacarle todo el provecho a tu estrategia de motivación.

Primero, definamos qué es un reconocimiento y para qué lo necesitas: el medio especializado The Balance lo define como “resaltar el comportamiento, acción, esfuerzo o logro de un individuo o un equipo que destaca en el marco de las metas y valores de una organización”. En pocas palabras: el reconocimiento laboral es resaltar las acciones y comportamientos sobresalientes de tus empleados.

¿Qué puede alcanzar tu compañía? Los reconocimientos son perfectos para motivar nuevos comportamientos, realizar cambios en la cultura de tu empresa y en general trabajar con la parte emocional de tus colaboradores. Es una motivación menos transaccional que los incentivos o las bonificaciones, construyendo con ello ciertos vínculos y compromisos que pueden ser de mucha utilidad para la organización.

¿Cómo mejorar la entrega de reconocimientos?

  • Que sean públicos:

Tus colaboradores son parte de varios equipos que influyen en su comportamiento. Como todo pequeño grupo de personas, todos tienen el potencial de reconocer el trabajo que realiza su par, por lo tanto debes procurar que los reconocimientos que entregue la empresa sean públicos.

No solo es importante que un líder esté consciente del buen trabajo de un empleado, también es útil que otros colaboradores tengan claro el empeño destacable de sus compañeros y sean parte del gran esfuerzo por reconocerlo y celebrarlo.

Busca espacios como reuniones o momentos donde el colaborador reconocido esté en contacto directo con sus compañeros. Muchas empresas y equipos realizan reuniones de seguimiento semanales, quincenales o mensuales, esos espacios son justos para ello.

  • Que el reconocimiento sea exhibible:

Cuando la entrega de reconocimiento ya ha sido pública, necesitas asegurarte que su efecto positivo perdure. La mejor forma de lograrlo es entregando un recordatorio exhibible del reconocimiento. Por ejemplo: aunque el reconocimiento sea monetario, acompáñalo por un pequeño diploma, donde quede expuesto qué logró el colaborador y las razones para destacarlo.

Dependiendo del presupuesto, puedes ser un poco más creativo, inclusive entregando trofeos cuyo diseño sea tan atractivo que valga la pena transformarse en un adorno en el espacio de trabajo.

Lo exhibible gana en dos dimensiones: por una parte otros colaboradores verán el reconocimiento y recordarán que la empresa se compromete con la motivación; por otra, el mismo empleado reconocido recordará que su trabajo vale la pena y no pasa desapercibido.

  • Acompaña el reconocimiento con palabras personalizadas:

Los mensajes y diplomas están bien, pero es importante que contengan un mensaje personalizado. Puede ser contraproducente entregar un reconocimiento que se sienta como un molde replicado para todos los colaboradores.

Las palabras falsas son fáciles de reconocer y por lo tanto pueden minar el esfuerzo de un reconocimiento enfocado en motivar el lado emocional de un empleado.

Asegúrate que los líderes de área se tomen un momento para crear una frase personalizada para el colaborador que recibe el reconocimiento. Al final, ese pequeño aporte ayuda a reforzar el significado de todo el programa de reconocimientos y hará mucho por motivar al empleado.

No sobra decir que un apretón de manos y unas palabras no sobran nunca.

La clave: dos o más tipos de reconocimiento al tiempo

Los mejores programas tienen más de un tipo de reconocimiento disponible para los colaboradores. Esto permite que distintos niveles de aportes sean tenidos en cuenta y los empleados perciban diversidad en oportunidades.

El mejor consejo es realizar diferentes combinaciones de reconocimientos dependiendo de los objetivos, presupuesto y público de la estrategia. Existen algunos ejemplos que vale la pena tener en cuenta sin importar qué factores diferencian a tu organización:

Por ejemplo, prueba combinar reconocimientos de mayor costo con otros de menor valor:

  • Bonos y tarjetas con felicitaciones escritas y orales.
  • Dinero extra con teletrabajo.
  • Tiempo libre con regalos materiales.

Con las combinaciones mencionadas puedes reconocer diferentes niveles de esfuerzo dentro de la organización. De hecho, la recomendación según Gallup es siempre mantener las felicitaciones escritas y orales como un método constante. Es sencillo justificarlo: son gratis para la empresa y tienen un gran potencial para motivar y mejorar la moral de los colaboradores.

Como recalca Forbes, las felicitaciones por parte de los líderes de área no necesitan un calendario, en cambio deben ser parte de la cultura de la compañía durante todo el año. Los jefes que aprecian a sus colaboradores son figuras de autoridad apreciadas. Ese sentimiento de confianza entre colaborador y líder se traduce en mejor comunicación y productividad.

¿Quieres tener el programa de reconocimientos más efectivo? descarga nuestro ebook "7 pasos para diseñar el programa de reconocimientos que tu empresa necesita".

Descarga tu libro

0 Comentarios: