2016 ene /12

En tiempos de inflación, los bonos son la solución

Vales de alimentacion

En los últimos meses, el alza en los precios de los alimentos por cuenta del Fenómeno del Niño y la devaluación, desbordó el valor de la canasta familiar al incrementar el costo de vida de los colombianos en un 6,77 según datos del Dane.

Para ciudades como Pasto que tuvieron un aumento del IPC (índice de precios al consumidor) de casi 13,96% durante el último año, poder acceder a bienes y servicios como la educación, diversión y transporte se convirtió en una tarea casi imposible de cumplir.

De hecho, a pesar del esfuerzo realizado dentro de la economía colombiana para intentar equilibrar el valor de los productos correspondientes al sector de los alimentos, el impacto que tuvo en los bolsillos de las personas fue inmediato, al afectarse el poder de compra de éstos artículos. Pero ¿qué medidas puede tomar su empresa, para garantizarles a sus empleados el cubrimiento de estas necesidades primarias?

La empresa debe ser un aliado

En Colombia, el mayor consumo de los hogares es en comida, al destinarse el 32% de los ingresos en este gasto.

Es indispensable que usted como empresa, no solo cumpla a cabalidad con las prestaciones y subsidios obligatorios a los que tienen derecho sus colaboradores, sino que también se dediqué a diseñar programas motivacionales, en los que se cubra el momento de vida actual de cada funcionario, en este caso puntual, la falta de poder adquisitivo debido al alza en los precios de los alimentos.

Por ende, debe entrar a evaluar los programas de beneficios que se estén instaurando dentro de su organización, dedicándolos 100% a brindar soluciones de alimentación efectivas, que contribuyan positivamente a garantizar la calidad de alimentación de sus colaboradores y grupo familiar.

Es allí, donde los auxilios de alimentación que ofrece Sodexo con bonos en supermercados y restaurantes, se convierten en un instrumento esencial para garantizar un cuidado eficaz en la salud de sus empleados, generando así un escenario en el que no solo los colaboradores reciben un notable incremento en su poder adquisitivo, sino que también la empresa obtiene un mejoramiento en el control de gastos y manejo de flujo de caja.

Los bonos son la respuesta

En tiempos donde los altos niveles de inflación afectan la economía empresarial y las finanzas de cada empleado se ven perjudicadas, es de vital importancia que cada organización potencie los recursos económicos con los que cuenta, ofreciendo en los bonos de alimentación, un ejercicio de compensación equitativo al talento humano.

Po lo tanto, medidas como el incremento de los montos otorgados en cada bono, o la alteración en la periodicidad del beneficio, entregándose mensual o bimestralmente, contribuirán  a solucionar de raíz, uno de los factores más determinantes en el desarrollo de las actividades cotidianas de sus trabajadores, como es la: alimentación. De esta manera ellos se sentirán motivados, conectados y totalmente comprometidos con su negocio, al ver como sus necesidades básicas se ven cubiertas gracias al robusto plan de beneficios que les ofrezcas.

0 Comentarios: