2020 ene /3

¿Cuál es la definición de incentivos y cómo pueden revolucionar tu empresa?

Los incentivos son una excelente forma de motivar a tu equipo e impulsar los objetivos de tu empresa durante todo el año. ¿Qué son y cómo pueden ayudar a tu organización? La definición de incentivos incluye varios elementos:

  • Su objetivo es motivar a los colaboradores a cumplir con un objetivo específico. 
  • Promueven la competencia entre pares. 
  • Son ideales para generar acciones inmediatas (pero no a largo plazo). 
  • Son de naturaleza transaccional: “si haces X, recibes Y”.

Todo eso se puede resumir en: los incentivos son recompensas predeterminadas que se entrega al lograr una meta específica. Un programa de incentivos crea todo un grupo de reglas (tiempos, metas, recompensas, condiciones, etc), con el objetivo de motivar el mejor rendimiento de los empleados. ¿Necesitas un programa de incentivos?

¿Necesitas un programa de incentivos?

Si los siguientes objetivos se ajustan a los intereses de tu organización, seguramente necesitas un programa de incentivos:

  • Quieres promover la competencia con el fin de motivar a mejores resultados individuales.
  • Necesitas cumplir objetivos de corto plazo en tu organización.
  • No esperas crear comportamientos perdurables entre tu fuerza de trabajo.

¿Qué necesitas?

  • Plantear y comunicar la meta y la recompensa desde el principio.
  • Entregar recompensas materiales o experiencias.
  • La base de tu sistema de recompensas no puede ser emocional (ejemplo: una felicitación). Pero complementarlo con esto ayuda. 
  • Fechas precisas para todo el proceso; tanto para presentar resultados como para entregar recompensas.

Es posible que algunos de estos puntos se implementen también en un programa de reconocimientos (como la entrega de recompensas materiales o fechas precisas), pero en general un programa de incentivos cumplirá con prácticamente todos los elementos listados anteriormente.

¿Cómo los incentivos pueden revolucionar tu empresa?

En una publicación pasada les habíamos contado sobre ‘El Tour Sodexo’, un programa diseñado e implementado en Sodexo Colombia entre la fuerza comercial de la compañía. ¿Qué logramos con esto? “No solo cumplimos la meta propuesta, la superamos”.

  • - Logramos aumentar la productividad de nuestro equipo un 21%,
  • - El de compromiso de incrementó en un 27%
  • - La rentabilidad de la compañía se vio impactada positivamente en un 22%.

Los incentivos pueden hacer mucho por tu organización. ¿Cómo puedes implementarlos? Sigue uno de estos modelos:

El modelo Halsey:

Debe fijarse un tiempo estándar para el cumplimiento del trabajo. Si el colaborador completa la tarea en menos del tiempo señalado, recibe una recompensa específica. Por el contrario, si no supera la meta antes del límite de tiempo, no recibe recompensa.

Ventajas: trabajadores eficientes y no afecta a trabajadores lentos o en entrenamiento.

Desventajas: el trabajo extra recibe una recompensa específica, nunca superior aun cuando el colaborador haya hecho más esfuerzo que los otros beneficiados por el incentivo. 

El modelo Emerson:

Al igual que Halsey, los trabajadores reciben un sueldo mínimo, pero en este caso hay diferentes recompensas para distintos tiempos en que se completa una tarea. De esta forma el esfuerzo extra se motiva a nuevos niveles.

El modelo Taylor:

En este sistema se manejan dos pagos: uno bajo y uno alto, ambos con valor fijo. Los trabajadores que no superan el número de unidades producidas estandarizado, reciben el pago bajo. Quienes superan la meta, reciben la recompensa alta.

Como ventaja, asegura que los trabajadores comprometidos consigan recompensas y los colaboradores que producen bajo el límite sean “penalizados”. En general, es fácil de implementar.

Como desventajas, la calidad del trabajo puede verse afectada (en el afán de superar una meta) y los colaboradores que no destacan podrían resentir el modelo a mediano plazo.

 

Todos estos modelos pueden ser combinados, modificados o simplemente descartados según las necesidades de tu empresa, pero son una buena forma de iniciar tu propio programa de incentivos, entendiendo lo versátiles que pueden ser para motivar a tus empleados y ajustarse a tu organización. 

Para concluir, ten en cuenta que tu programa de incentivos debe ir fuertemente relacionado a una estrategia de comunicación: existe una vieja anécdota sobre una visita de John F Kennedy a la NASA, donde el entonces presidente de los Estados Unidos le preguntó a un conserje “¿Cuál es tu tarea acá?”, la respuesta fue “estoy ayudando a llevar un hombre a la luna”. Los incentivos deben demostrarle a los empleados que sus labores tienen efecto y son importantes para la meta macro de la organización. 

¿Quieres crear el mejor plan de incentivos para tu empresa? déjanos asesorarte:

Agenda tu llamada

 

Diseñar programa de reconocimientos - Ebook 7 pasos

Crea un programa de reconocimientos para retener y motivar a tus colaboradores y aumentar la productividad en tu negocio

La quiero

Mapa de calor - Ebook precios gasolina 2018

Conoce los precios de combustible en Colombia y planea tus rutas, presupuesto y administra tu flota de forma efectiva

La quiero

Mide el clima organizacional de tu empresa

Posts Recientes

Soluciones a tus necesidades