2018 oct /29

Cómo decorar tu tienda en navidad para vender más

decoracion-de-navidad-para-tiendas

La navidad es una época que tiene un significado particular para todos, inclusive para las empresas. Sí, el espíritu de las fiestas encierran elementos como el amor, la generosidad y el compañerismo, pero en términos pragmáticos se trata de una oportunidad para los negocios de todo tipo: el sentimiento de compartir se traduce a una decisión de compra que tu tienda puede aprovechar.  Para ello, puedes usar varias estrategias, entre ellas decorar tu tienda para navidad.

Como señala Forbes, la fórmula ganadora de una marca debe ser su capacidad para resaltar, algo que se hace aún más importante a finales de año, donde las oportunidades se multiplican pero también lo hace la competencia.

Por lo anterior, sin decir una sola palabra, una decoración apropiada puede hacer mucho por tu negocio. La experiencia de tu cliente en el punto de venta puede revolucionarse si usas algunos conceptos básicos de merchandising visual. Según una investigación de Russell R. Mueller citada por Shopify, la exhibición en las tiendas tiene el potencial de aumentar las ventas en un 540%, y un punto crítico bien planteado (un lugar específico en tu tienda con mucho tráfico y de alta visibilidad) puede aumentar las ventas en un 229%.


A continuación te presentamos 6 consejos que debes tener en cuenta:

1. Prepara tu vitrina

Las vitrinas de tu negocio son el primer contacto del cliente con tu propuesta de valor. Tienen el potencial de atraer o generar rechazo, por lo tanto es importante prestar atención a qué exhibes, cómo lo haces y qué esperas comunicar.

Céntrate en la época y piensa qué historia puedes contar con los sentimientos que representa la festividad. Por ejemplo: Navidad puede ser El Cascanueces o el taller de Santa Claus. Si pierdes la oportunidad de manejar una temática, puedes terminar decorando igual que toda tu competencia.

2. Ten en cuenta la zona de descompresión

Según el sitio especializado Medium, justo cuando el posible comprador entra a tu tienda pasa a la llamada “zona de descompresión”. Es el primer espacio donde puedes interactuar físicamente con las personas, no solo visualmente como en el caso de las vitrinas.

Generalmente, dependiendo del espacio físico, debe tener la distribución necesaria para que tus clientes vean buena parte de la tienda y se muevan sin problemas.

La recomendación es ubicar una mesa o estante donde destaques un producto y, a su vez, uses decoración de la época para reforzar la atención sobre el producto. Lo primordial es utilizar decoración interesante y que no luzca de baja calidad, enfatizando que el producto merece atención y, por lo menos, entra al rango de visión del comprador.

3. Una serie de primeras impresiones

Según un estudio citado por Shopify, en Estados Unidos el 90% de los consumidores gira a la derecha de forma inconsciente cuando entra a una tienda. Justo cuando diste una primera impresión en la zona de descompresión, la sección derecha será tu siguiente prioridad, aun cuando quieras que el comprador visite otros sectores también.

A esa sección se le conoce como “power wall” y retiene el mismo potencial de dar una buena primera impresión comparado a la zona de descompresión. Lo ideal es ubicar los productos de mayor rotación en tu tienda, aquellos que son el núcleo de tu estrategia de ventas y atraen ventas regulares a tu negocio.

4. Paradas y distribución de la decoración

Muchas tiendas despliegan de forma efectiva lo que podríamos llamar un “puesto avanzado de mercancía”: se trata de una presentación que tiene uno o varios productos destacados al final de una sección o isla. Estos pueden ser productos populares o que merecen notoriedad dado un trato comercial. Estas paradas pueden incluir la mercancía especial de la temporada y gracias a ello puedes motivar la compra impulsiva mientras conectas secciones de tu tienda.

La recomendación es que todo producto que esté ubicado en esas mencionadas secciones debe tratarse como “de alta demanda” y su visualización debe ser rápida y justo a la altura de los ojos.

Si tu tienda no maneja secciones o islas, es importante que pienses en esas paradas destacadas, ya sea por los mencionados tratos comerciales o para recalcar mercancía en diferentes lugares de la  tienda.

5. ¿Decoración religiosa en Navidad?

A diferencia de Halloween o San Valentín, la Navidad incluye iconografía religiosa. No hablamos de muñecos de nieve o Santa Claus, nos referimos a la tradición cristiana que acompaña fechas como el 24 y 25 de diciembre (dependiendo de las costumbres una fecha puede ser más importante que otra).

¿Debe tu negocio responder a esa iconografía religiosa y decorar con símbolos cristianos? Por ejemplo: ¿tu tienda necesita un pesebre? Independiente de tus creencias religiosas, la recomendación es usar la mayor cantidad de decoración neutral y evitar los adornos netamente religiosos.

Se entiende por decoración neutral todo personaje o símbolo que no está relacionado con iconografía religiosa, por ejemplo:

  • Muñecos de nieve.
  • Ambiente de invierno.
  • Ciervos (y otros animales)
  • Santa Claus.

Sí, puede que haya figuras como Santa Claus tengan orígenes relacionados con tradiciones religiosas, pero por mucho tiempo han perdido ese significado en la memoria colectiva. Recuerda que la Navidad se celebra por muchas culturas y grupos de diferentes pensamientos frente a la religión y tu decoración debe apelar a eso.

6. Decorar y redecorar

A lo largo de los meses (noviembre y diciembre) tendrás que pensar en rediseñar varias veces la decoración de tu local. Esto también incluye reordenar secciones, estantes, muebles, etc. De hecho, independiente de las fiestas, diseñar el interior de tu tienda es una tarea que nunca termina y un proceso que siempre puede ser mejorado.

Constantemente deberás adicionar mobiliario, intercambiarlo, moverlo de posición y tomar en cuenta la experiencia de tus compradores para realizar pequeños cambios que los hagan sentir más cómodos.

En esto se incluye la decoración:

  • Trasladarla de una sección a otra es recomendable.
  • Pon atención a la opinión de los compradores sobre un adorno u otro ¿merecen ser removidos de la tienda?
  • Ubica la mejor decoración en las zonas de mayor interés, pero también intercámbiala para generar un sentido de novedad que ayuda a la movilidad en las secciones menos visitadas.

¿Quieres seguir mejorando tu negocio? Lee nuestra guía completa para pymes aquí:

Descarga tu ebook

0 Comentarios: