2018 ene /16

Cinco formas como roban gasolina de tu flota

como se roban la gasolina 3.jpg

Una parte significativa del gasto de mantener una flota de vehículos es la gasolina. Sin importar el tamaño de los automotores de tu empresa, esta constante inversión no pasa desapercibida y ahorrar en ese campo se transforma en una prioridad. Por desgracia, los precios del combustible o la optimización de rutas no son los únicos factores que influyen directamente en el tema: también lo hace el robo. Para prevenir, la primera herramienta es el conocimiento, por ello te presentamos cinco formas como roban gasolina de tu flota.

Antes de pasar a los ejemplos:

Es correcto dejar claro que los sistemas de control siguen evolucionando, con nueva tecnología diseñada para monitorear cualquier irregularidad. Pero así como la innovación crece en ese terreno, también aparecen nuevos métodos para robar combustible, especialmente cuando de camiones y equipo de construcción y agricultura se trata, dado que poseen grandes reservas de gasolina y se encuentran normalmente en locaciones poco pobladas.

Compartir esto linkedin.png

1. Drenar la gasolina del vehículo

Cuando de robo directo se trata este es el método más sencillo y poco sofisticado, tanto que, dependiendo de la técnica, puede ser peligroso. Requiere de herramientas baratas y fáciles de conseguir y por lo tanto es uno de los más usados en flotas de vehículos pequeños.

¿En qué consiste? Según el directorio de tutoriales WikiHow, existen tres métodos para extraer la gasolina directamente del tanque de un automotor. Aunque las instrucciones son para emergencias y no robo, el principio es el mismo, solo cambia el fin y motivación de la acción.

El primer método de drenado consiste en realizar presión en el tanque: se usan dos tubos de plástico, uno largo y otro más corto. El tubo de mayor longitud va hasta el fondo del tanque. El corto solo a pocos centímetros dentro del mismo. Luego, usando un trapo o toalla, se realiza un sello alrededor de ambos tubos. Esto permite que la persona pueda soplar por el tubo más corto, generar presión y como resultado la gasolina saldrá por el tubo más largo.

El segundo método incluye el mismo principio, pero se usa una bomba de sifón, que puede ser manual o automática: un tubo con una bomba en el medio para crear succión que extrae líquido desde un extremo del tubo hacia el otro.

El tercer método es un ‘clásico’: succionar con la boca a través de un tubo para extraer la gasolina. Es notablemente peligroso dados los múltiples elementos nocivos que hacen parte del combustible: solo aspirar gases del liquido puede generar mareo, vomito e intoxicación.

 

2. Odómetro alterado

como se roban la gasolina 1.jpg

Como señala la compañía SafeTrac, alterar el odómetro es un método que permite el robo constante de gasolina a mediano y largo plazo. Este es un instrumento de medición que calcula la distancia que recorre un vehículo. Al controlar los datos que proporciona, se pueden manipular las cifras de gasto de gasolina.

Este método de robo consiste en inhabilitar el contador de horas-motor o el velocímetro. Después se anotan datos falsos de recurrido, para luego realizar un robo a través de drenaje de combustible. La perdida de dinero no solo ocurre por el hurto de combustible, también por la falsedad de la información, que es reportada como horas trabajadas a ojos de la compañía.

Este tipo de inconcordancias entre reporte y uso también alteran gastos planificados a futuro, como el mantenimiento técnico.

 

3. Viajes ilegales

La planeación de rutas no es solo funcional para optimizar el uso de gasolina, también funciona para evitar viajes no planeados, que no están entre los intereses de la compañía y sólo sirven al conductor del vehículo. Como señala el portal Transporte, estos viajes ‘ilegales’ o ‘piratas’ impiden a las empresas crear estrategias de ahorro.

Estos recorridos son posibles cuando el conductor acelera el cumplimiento del itinerario que le han asignado con un vehículo. Con el tiempo restante (y la gasolina), la persona realiza una o varias rutas más, sólo para beneficio personal. Cuando esto es desconocido por la empresa, no pueden tener datos de rendimiento de tiempos y no ajustan sus cronogramas para ahorrar.

 

4. Aprovechar el retorno del motor

como se roban la gasolina 4.jpg

Como publica la compañía ViasatTech, aprovecharse del retorno de combustible no procesado también es una forma de robo. Dependiendo del modelo de automotor, cuando la gasolina no es usada en su totalidad en una marcha, regresa del motor al tanque de combustible. Aquí, el método de hurto consiste en desviar ese retorno.

Con una modificación, esa gasolina llena un contenedor que se usará para reventa o uso personal. A diferencia de varios métodos de esta lista, no permite hurtar grandes cantidades de combustible, pero no deja de ser una pérdida que, replicada, significará una cuantía importante.

 

5. Trabajo inexistente

Quemar combustible sin ningún objetivo también es un método de fraude al usar gasolina. Como señala la citada publicación del Transporte, el operador enciende el motor sin usarlo para movilizar el vehículo. Esto usa gasolina y no hay trabajo realizado que sea fructífero para la empresa. Es una pérdida notoria para la compañía, donde existe un gasto y ningún beneficio por trabajo.

¿Conoces otro método de fraude? ¡Compártelo en los comentarios y ayúdanos a crear mejores contenidos!

0 Comentarios: